¿Clásicas? Sí eso es… clásicas. Porque ya conoces su delicado sabor. Recubiertas de delicioso caco en polvo que se deshace en tu boca. Una sofisticada sensación a la que ya estás acostumbrado. Quizás por eso se llamen clásicas. Quizás, porque si aún no lo has hecho... lo harás.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información visite nuestra Política de Privacidad.